• Lobsang Salguero-Barrera

EL CORAZÓN ES EL CAMINO MÁS RÁPIDO AL BOLSILLO

Las fechas comerciales son una bendición y a la vez un dolor de cabeza, como casi todo en la vida tienen ventajas y desventajas.


Todos los medios de comunicación hablan de lo mismo, día de la madre, día del padre, día del niño, navidad, amor y amistad. Hay un sentimiento en el aire, todos quieren dar un detalle que transmita afecto y los emprendedores están listos a vender sus productos muy bien empacados, con adornos, frases poderosas y mágicas; pero el lado oscuro es que todos, absolutamente todos están en el mismo canal, todos hablan de lo mismo, usan los mismos colores, los mismos argumentos e incluso los mismos empaques.


Foto de Julia Larson en Pexels



¿Qué hacer entonces?


Allí es donde la creatividad entra en juego, ponerse en los zapatos del cliente, de la mamá que está aburrida de recibir perfumes, aretes, o incluso planchas o cosas para el oficio del hogar. Qué tal si vendemos una tarde de spa?, o si rifamos entre quienes nos compren un cambio extremo (peinado, maquillaje, masajes). La única forma de resaltar cuando todos ofrecen lo mismo es, hacerlo diferente, encontrar que los consumidores están cambiando.


¿Cómo hacerlo?


Una de las herramientas más poderosas de mercadeo es la investigación de mercados, claro, un emprendedor puede pensar que hacer eso es costoso y enredado, pero hay formas de entrar al corazón de los clientes muy sencillas. Aquí te dejamos las claves:



a. Busca un referente: Todos tenemos cerca a mamás, papás, enamorados, niños, abuelos con quienes podemos hablar con toda confianza y si hacemos las preguntas adecuadas lograremos tener información confiable porque no es un vendedor quien pregunta, es su amigo, hijo, nieto, hermano. Pregúntale a la vecina que le gustaría recibir de regalo, pero también pregunta que no le gustaría recibir, qué regalo le ha parecido inapropiado, o como dirían en alguna parte de Colombia, charro. De esa manera puedes conectarte con el corazón de uno de tus clientes y desde allí crear tus propias promociones.


b. Estudia a la competencia: En algún libro dice "Conoce a tu competencia como a ti mismo". Tus competidores son una fuente de información de muy alta calidad, pero no solo los que están cerca a ti, también puedes mirar lo que hacen en otros países o ciudades, para eso están Pinterest e Instagram, para hacer análisis del mercado y encontrar nuevas ideas que nos puedan ayudar a salir del común.


c. Piensa en la comodidad del consumidor: Ahora más que nunca los clientes quieren todo rápido y a domicilio, si no has organizado tu estructura para ventas online debes hacerlo cuanto antes, y no te asustes por pensar que es algo costoso o complejo, simplemente es poner tus productos en redes sociales y darlos a conocer, dar tu número de WhatsApp o Telegram para que te puedan hacer preguntas, y responderlas rápido y amablemente.



d. Todo entra por los ojos: Recuerda tener buenas fotos de tus productos y que correspondan con lo que vas a enviar, eso te evita devoluciones y mala publicidad, recuerda que los consumidores están conectados entre sí y un mal comentario te puede afectar la reputación.


e. Piensa siempre en lo que los consumidores pueden y están dispuestos a pagar: Recuerda que en la mente del consumidor muchas veces más costoso es sinónimo de mayor calidad, así que ten cuidado con bajar mucho los precios porque siempre vas a salir perdiendo si solo compites con precio.





Texto escrito para el Banco W.

Léelo aquí

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo