• Lobsang Salguero

No es confinamiento, es marketing.

En Europa está comenzando la segunda oleada del Coronavirus, ya se leen encabezados en Twitter acerca de las medidas de "distanciamiento social" para cuidar a la población. Pero una de las estrategias más impresionantes de esta etapa de la vida es ver como el Marketing se refleja en el uso de nuevos términos, por ejemplo


"El ministro regional de Justicia, Enrique López, reconoció que la palabra confinamiento “genera zozobra”, y destacó que el gobierno de la Comunidad de Madrid prevé solo “reducir la movilidad y los contactos” para prevenir riesgos, sin llegar al extremo de confinar a la población."




El uso del lenguaje ha sido fundamental en la manera como los gobiernos han manejado esta situación global, palabras como pandemia, confinamiento, distanciamiento social, cuarentena, entre otras, el uso y la adaptación a las mascarillas al punto de volverlas piezas de moda han permitido que los ciudadanos "uniformemos" nuestro comportamiento y aceptemos la situación a una velocidad impensable en otros momentos de la historia y mucho menos a nivel global. Desde marketing es muy claro entender cuál es la estrategia, unificar conceptos alrededor del lenguaje, usar palabras que repetidas mil veces se vuelven verdad absoluta (si Goebbels, estaba pensando en vos).


En los ochenta nació el concepto "un día de Chocolate Sol" en el que nos decían que si teníamos un día pesado necesitábamos tomar chocolate, sol por supuesto, y apelando a la repetición permanente de comerciales, en una época en que consumíamos muchísima televisión, lograron que la idea se sembrara




En política colombiana y global lo vemos muy frecuentemente "make america great again" los mamertos, los uribestias, prender el ventilador, Obama gate, las novelas colombianas son fuente permanente de estas practicas, palabras y frases como "la chiquita brava", oe, el macho alfa, el victorino, el cuellar, la niña mencha, entre otras joyas del lenguaje que han sido construidas para que las incorporemos en nuestra vida cotidiana y por supuesto sigamos repitiéndolas para ayudar al posicionamiento de estas marcas.





Crear frases para que el gran público las repita - repitamos - como loros es una de las técnicas más antiguas de publicidad y propaganda; las palabras tienen poder y cómo elementos poderosos y simbólicos somos nosotros quienes les damos o quitamos brillo. Vale la pena revisar sus tácticas para identificar si está usando palabras de poder que se conviertan en parte de la jerga cotidiana de sus consumidores, ahí está la chispa de la vida y la decisión de la nueva generación.


Les dejo el episodio especial por cuarentena que grabé para mi podcast El Arte de la Guerra Publicitaria, nos leemos... chao!





84 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lobsang salguero-barrera

whatsapp.png
email.png